Cena romántica en casa: sorprende respetando el medio ambiente

Llega el fresquito del otoño y enseguida dará pereza salir de casa a cenar o al cine, así que al menos yo ya estoy pensando en el plan mantita y peli con “el churri”. Pero eso puede ser sólo el postre ;) Vamos a preparar antes una buena cena romántica para los dos pero de una manera muy, muy original y cuando digo original tan efusivamente es porque lo es. Lo vamos a hacer RESPETANDO EL MEDIO AMBIENTE, sí, así: con mayúsculas.

Y no me he vuelto loca, que ya sé que nadie usa vasos o platos de plástico para estas cenas, es sólo que vamos a intentar hacerlo de otra manera.

Empezamos por la preparación de la mesa, olvídate por supuesto de las servilletas de papel, es el día de sacar ese mantelito tan mono de tela que lleva a juego unas monísimas servilletas (eso sí, no pongas unas gambas para cenar o una Granada como postre porque luego habrá que quitar las manchas).

Cenita romántica en casa

Una vez la mesa preparada, vamos a ver el menú: prepara para el aperitivo una ensalada o entrante con algo de tu propio huerto o cómpralo directamente a tu agricultor ecológico, así te asegurarás que todo se ha producido sin pesticidas ni ningún producto que altere el orden natural de las cosas, ni que haya dañado el ecosistema. Una buena opción puede ser una cena vegetariana, dónde no haya ni carne, ni pescado. Mira qué ideas nos dejan en el blog www.creativegan.net sobre cenas veganas con afrodisiacos.

 Y para beber, un vino ecológico, ¿el por qué? Son vinos que puedes encontrar ya en supermercados y grandes superficies sin problema, a buen precio y muy ricos y además, te aseguras entre otras cosas que sean vendimiadas a mano eligiendo el mejor momento de maduración de la uva, con técnicas naturales como la planificación de cultivo o la poda de cepas. Además se previenen plagas y enfermedades tratando de evitar la utilización de productos químicos. Finalmente, la conservación y el embotellado del vino deben realizarse sin tratamientos, por ejemplo, se prohíbe la concentración parcial por frío, la desalcoholización parcial del vino. Más info.

Y si quieres completar con un detalle sorprendente y divertido, te invitamos a descubrir NAPOKI Hi!, que contiene una bandejita de diseño fabricada artesanalmente en bambú, junto con unas toallitas 100% de algodón que son todo un lujo para la piel.

 ¿Qué te parece nuestra idea?¿Te animas?


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados