Cómo hacerse un tratamiento de SPA en casa de forma económica


No siempre tenemos la ocasión o la solvencia necesaria para pasar un día de Spa con tratamientos para relajarse o para estar más guapa. Pero ya no es un problema porque son muchas las opciones que tenemos para tener unos resultados parecidos, que no iguales, no nos vamos a engañar, si realizamos todos estos cuidados en casa.

 

Lo primero de todo es empezar por el momento relajante. Te habrás dad cuenta que siempre se empieza por el circuito de aguas termales o medicinales. Esto tiene una explicación sencilla, primero porque tomar un baño relajante relaja los músculos y ayuda a que después tanto los masajes como los tratamientos tengan un mayor efecto. Pero además así te vas envolviendo en el ambiente de tranquilidad, música suave y de fuera estrés. Así que empieza por prepararte un baño de agua calentita. Compra una bolita de baño de efervescente de las que al entrar en contacto con el agua desprenden sales y aceites que relajan, hidratan tu piel y además crean esa espuma tan famosa de las pelis románticas. Ponte una música relajante que te ayude a desconectar y unas velas aromáticas para que te den una luz tenue. Y aunque suene a tópico de cine a mí especialmente me gusta lo de la copita de vino mientras tomo el baño. Pruébalo veras como completa de maravilla el momento.

Una vez pasados 15-20 minutos, o más si te apetece, es el momento de la higiene. Aplícate un champú especial y un gel exfoliante para quitar toda la contaminación y las pieles muertas que haya acumulado tu piel en las últimas semanas. Y si no tienes un exfoliante a mano o prefieres algo más natural puedes hacer un remedio casero muy sencillo. Mezcla crema hidratante con azúcar hasta tener una mezcla rugosa, te ayudará a eliminar las impurezas e hidratará perfectamente sin necesidad de comprarte un producto caro.

Una vez salgas de la ducha no olvides aplicarte una crema hidratante con un ligero masaje. Tomate tu tiempo, relájate y ve poco a poco. Así hidrataras tu piel ahora que está libre de toxinas y completará la relajación del baño.

Llega el momento de completar la sesión de relax y belleza con la cara. Limpia bien el rostro con una exfoliante o un tónico facial para dejarla lista para recibir el tratamiento. Ponte una mascarilla para hidratar cara y cuello y dejará actuar el tiempo recomendado. Mientras hace efecto, si quieres puedes aprovechar para la manicura y pedicura.

Termina con una crema hidratante con un ligero masaje por la cara y la sien para que la crema penetre bien y para liberar de estrés tu cuello y cabeza ¡¡¡ya estás lista!!!

¿Quién echa de menos un spa después de esta sesión en casa? ;)


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados