Modernidad vs. Tradición: regalos para llevar a una cena


Cuando nos invitan a una cena de parejas o a un cumpleaños, sea de amigos o familiares, siempre surge la duda de que regalo debemos llevar. Por un lado queremos ayudar para que la cena no sea una carga para los anfitriones pero claro hay una delgada línea entre ayudar y entrometerse en el menú preparado. Hoy te vamos a dar unas cuantas ideas para ser la perfecta invitada innovando:

¿Eres de los que llevan una botella de vino a las cenas siempre? No es una mala idea que conste, pero vamos a intentar ser algo más originales.

Si a ti lo que te gusta es llevar algo de beber, o si es que te lo ha pedido la anfitriona, hay muchas más opciones que puedes pensar, sobre todo ahora que la cervezas artesanales están en auge. Acércate a una tienda especializada y elige un pack de degustación o déjate aconsejar por un experto que seguro que además te contará cosas curiosas que luego podrás contar durante la cena y dar ese toque sofisticado. Pero si sabes que el anfitrión ya ha maridado un buen vino o cerveza con la cena no le chafes el plan. Puede que se sienta obligado a abrir la que tú acabas de traer. En ese caso opta un licor, un aperitivo o un buen cava que se puede servir sin cambiar los planes iniciales.

Otra de las opciones más tradicionales es llevar el entrante, pero ojo siempre después de acordarlo con el anfitrión. Bueno pues una vez decidido que nosotros llevamos el entrante no hay porque no innovar. Apuesta por una tabla de quesos franceses o por una mermelada casera con foie o por unos vasitos de aperitivos. O por alguna de estas recetas rápidas y originales.

En muchos países es tradición llevar flores o una planta para los anfitriones sobre todo si es la inauguración del piso o casa. Aquí también puedes desmarcarte de lo habitual y ser original. Sal del típico ramo de rosas o de la planta tipo Ikea. Elige algo útil y que sea del estilo de la persona, que es un/a cocinillas pues una planta de hierbabuena, perejil, etc. Que es de los que no puede tener mascotas porque es un desastre, un cactus.

Otra idea es llevar algo hecho por ti misma que no tenga porque consumirse directamente en la cena. Están muy de moda hacer tarritos de chuches o de chocolates tu misma o unas cookies caseras para el café, siempre y cuando el anfitrión no haya previsto un postre.

Al finalizar la cena es habitual tomar un café o una infusión junto al postre. Aquí es la misma consigna que con el vino. No lleves postre a no ser que lo hayas pactado con el anfitrión. Mejor lleva unas galletitas, macarons o algo pequeño que no interfiera si él ha preparado un postre. Otra gran idea más original es llevar una caja de madera con una selección de tés. Podrá ofrecerlo a los invitados que no quieran café y podrá guardarla para otras ocasiones.

NAPOKI Hi!

Y si en la casa hay niños la mejor opción es llevarles algo para ellos, un libro, un pompero, un juego de cartas de memoria, algo que los niños aprecien y que incluso pueda tenerlos entretenidos durante la cena. Atención no lleves chuches para ellos, querrán comerlas de inmediato y puede que sus padres prefieran que no consuman estos tipos de productos. Lo mismo puede pasar con películas y videojuegos. No te arriesgues.

Nosotros podemos recomendaros algo nuevo, refrescante y sorprendente. ¿Sabéis de qué hablamos? ¿Te imaginas poner meter a NAPOKI en una cajita de regalo?


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados